El lunes 20 de abril de 1970 se inuguraba un nuevo establecimiento hostelero que iba a contribuir a que la calle del Dólar fuese aún más el destino de moda para el ocio del fin de semana en la Margen Izquierda: el Tabata, en el número 10 de la calle llamada entonces capitán Mendizabal y hoy Itsasalde.

El edificio en donde se ubicaba este club se había construido entre 1962 y 1963, según proyecto del arquitectp Juan Amesti Izaguirre. Los promotores fueron Estanislao Barquín Arteche y Antonio Santín Martínez.

El amplio local comercial, tenía sotano e incluso entreplanta intermedia, se destinó en primer lugar a autoservicio de alimentación, el autoservicio Los Angeles. Sus promotores fueron Luis Barquín Palacios, Ángel Prado Barquín y Ángel Vicario Villar. La licencia de apertura les fue concedida el 5 de noviembre de 1964. El autoservicio incluso se amplió en 1965. Sin embargo, según me cuentan, en 1967 ya estaba cerrado porque cuando sucedió la explosión del butano unos familiares de los propietarios y promotores que vivían enfrente de Casa Lucas guardaron allí los muebles.

El 24 de julio de 1969 se solicita licencia de obras para acondicionar el local como cafetería. El local se inauguró el lunes 20 de abril porque precisamente los lunes cerraba el Country Club, de manera que promotores y plantilla pudiesen festejar la apertura del nuevo local.

A comienzos de los años 80 se trasfiere la propiedad del local hostelero. Los propietarios originales lo vendieron a Juan José Eroa Sanz y Maite Zenarruzabeitia Ortiz. Estos, a su vez, lo venden a Jesús Ojea Pardo, actual dueño. Desde entonces, la gerencia del local va cambiando con el tiempo. Más o menos esta sería la sucesión: Jesús Ojea Pardo, Andoni Carazo (una de las gerencias más largas), de nuevo Jesús Ojea Pardo, Javier Vázquez, Marcos Pando y los actuales gerentes.

Jesús Ojea Pardo, entonces presidente de la Asociación de Hostelería de Santurtzi, expresaba su opinión sobre las fiestas del Carmen y la hostelería local en una entrevista publicada en septiembre de 1995.

Y la imagen correspondiente a la entrega del ramo de flores a Marta Sánchez el año anterior.

En el Tabata comenzó la carrera del conocido bartender Borja Goikoetxea Agirre, premio Sardina de Plata 2018.

Según nos cuenta, comenzó estudiando sumillería para aprender todo lo relacionado con el vino y empezó a trabajar en Santurtzi, donde vio que el mundo de la coctelería le atraía mucho. Trabajó en dos cafeterías santurtziarras, El Parque y el Tabata. Estuvo dos años aprendiendo y formándose. Javier Vázquez, que entonces estaba al frente de los dos bares, fue el que lo animó a profundizar en ese campo.

En la última década el Tabata pasa por algunas reformas y varios cambios de gerencia. Hacia 2013 se denomina Café Bisot Tabata.

En 2018, el nombre comercial es Tabata Lounge.

Tengo que concluir la entrada agradeciendo la valiosa colaboración de Juan Ángel Barquín Palacios sin la que no habría podido realizar esta entrada.