El 26 de febrero de 1969 se inauguraba un acceso viario elevado sobre las vías ferroviarias para facilitar el tráfico de mercancías hacia y desde el puerto comercial e industrial. Era una obra muy necesaria para evitar, en la medida de lo posible, el tráfico incesante de camiones junto al parque central. Además, evitaba el paso a nivel del trazado ferroviario que ocasionaba innumerables atascos cuando se cerraba.

Justo dos años antes, en febrero de 1967 se hacía público la adjudicación de las obras del acceso elevado al puerto a la empresa Dragados y Construcciones por un importe provisional de algo más de doce millones de pesetas. Se construyó en apenas dos años.

Durante los treinta años de existencia este acceso fue conocido popularmente con el nombre de una marca comercial de un juguete que estaba de moda en aquellos años, Scalextric. Era común hablar de las escaleras y de la pasarela del Scalextric. Nombre popular que, por cierto, se emplea también en Portugalete para denominar un tramo de la avenida Libertador Simón Bolibar.

La construcción del acceso al puerto a través de los túneles de Mamariga, abierto al tráfico en 1990, eliminó los motivos por los que fue planeado el Scalextric. Y en consecuencia unos años después, a finales de 1999, fue demolido.